Usar cremas hidratantes para el cuerpo es igual de importante que usar cremas para la cara o manos, ya que son esenciales para el cuidado de la piel y complementan la ingesta de agua diaria. Las cremas hidratantes corporales también deben ser parte de nuestra rutina de belleza y salud. A diferencia de las cremas hidratantes para rostro, las cremas para el cuerpo poseen una textura más pesada, ya que la piel del cuerpo es más gruesa que la del rostro. Además, las cremas corporales tienen menos principios activos que las faciales: las hay de aguacate, manteca de karité, coco, extractos de hierba y flores, etc. Por sus diferentes componentes y textura es fundamental tener un producto específico para el cuerpo; recordemos que la piel del rostro es mucho más fina y sensible que el resto del cuerpo, y está más expuesta a factores ambientales. Hay quienes usan una crema hidratante corporal solo en verano pero esto es un grave error porque la piel necesita hidratación durante todo el año y crear una barrera protectora contra agentes dañinos. Usar cremas corporales es muy beneficioso: ayuda a mantener la piel saludable y con mejor apariencia. Así como realizás una rutina de rostro, ¿por qué no incluir una crema para tu cuerpo? Por supuesto que en ciertas patologías es importante contar con una recomendación médica pero, a grandes rasgos, podemos decir que para pieles grasas se aconseja usar cremas hidratantes corporales para acné, ya que hidratan pero no generan más producción de sebo. Lo mismo sucede con las pieles secas, estas necesitan de una crema corporal que cuente con una fórmula que proporcione rehidratación intensiva, mientras que las pieles sensibles también precisan de una fórmula específica. Conocé las mejores cremas corporales hidratantes para piel seca, grasa y sensible. ¡Mantené tu piel saludable durante todo el año!