La limpieza facial diaria es el punto de partida de toda rutina de rostro. Todos los días, por la mañana, es conveniente realizar una rutina de limpieza facial para luego hidratar tu piel con un serum y crema de día. Para remover todo tipo de impurezas iniciá tu día con algún gel o leche de limpieza para tu tipo de piel, podés complementar esta limpieza de cutis con un agua micelar o tónico para remover restos de suciedad y maquillaje, preparar tu rostro para los demás productos, refrescar y equilibrar el ph de la piel. Es aconsejable complementar la limpieza facial diaria con una limpieza profunda dos o tres veces al año. Estas son muy beneficiosas: oxigenan la piel, descongestionan, mejoran la apariencia, eliminan células muertas, preparan a la piel para una mayor absorción de los productos de rutina de belleza y mejoran la circulación sanguínea. En MiBelleza te ayudamos a iniciar una perfecta rutina de skin care. Para pieles grasas recomendamos un gel de limpieza, ya que son más livianos y no dejan sensación de oleosidad, y para pieles secas recomendamos una leche o crema para la limpieza diaria, tienen una textura más espesa e hidratan notoriamente. No te olvides de utilizar un agua micelar acorde a tu tipo de piel: una rutina facial para piel grasa debe incluir ingredientes astringentes; las pieles secas, ingredientes humectantes y la limpieza de pieles con rosácea deberán incluir productos con propiedades calmantes para no irritar aún más el cutis. De todos modos es fundamental consultar con un profesional para saber qué tipo de producto es conveniente incluir en tu rutina de limpieza facial teniendo en cuenta las características de tu cutis. Conocé nuestros geles y leches limpiadoras para tu rutina y empezá a cuidar tu piel.